Seleccionar página

La variante ómicron original, que ha demostrado ser altamente contagiosa y se ha convertido en la dominante en el mundo, es responsable en las últimas semanas del aumento vertiginoso de casos de covid-19 en el mundo, aunque la mortalidad se mantiene estable.

La alarma en torno al BA.2 se encendió tras detectarse que su presencia aumentaba rápidamente en el Reino Unido, la India y Dinamarca.

Hasta descubrirse este cambio, hasta el 97% de casos de covid causados por ómicron correspondían al sublinaje BA.1.

Ciertas fuentes científicas han indicado que en una minoría de casos los test de diagnóstico, incluidos los de PCR, no detectarían la secuenciación genética de ómicron, incluido el caso de su versión BA.2, por lo que algunos la llaman la «variante furtiva».